El cáncer de piel es una enfermedad maligna producida por la división y el crecimiento descontrolado de las células que componen la piel, con capacidad de invadir los tejidos y estructuras sanas y de órganos a distancia.
El término de cáncer de piel incluye tumores de diversa estirpe celular y diferente agresividad y pronóstico. Así, tenemos:

  • Carcinoma basocelular.
  • Carcinoma espinocelular o epidermoide.
  • Melanoma maligno.
  • Adenocarcinoma de glándulas sebáceas.
  • Sarcomas y linfomas

En estos está implicado el mismo factor de riesgo: las radiaciones solares, que en la piel son capaces de producir mutaciones que llevan al proceso de formación de cáncer.
Cualquier persona puede desarrollar cáncer de piel, pero es más común entre Las personas que pasan mucho tiempo bajo el sol o sufrieron quemaduras por el sol.
Cáncer en la piel depende de factores constitucionales y ambientales.

Los factores constitucionales incluyen la historia familiar, cabello claro o rojo, múltiples nevos melanocíticos, sensibilidad a la exposición solar, entre otros.

Mientras que la radiación ultravioleta (UV) es un factor de riesgo ambiental bien establecido, y el más importante.

Los tratamientos incluyen cirugía, radioterapia, quimioterapia, terapia fotodinámica y terapia biológica.

Es importante acudir al dermatólogo para revisar cualquier indicio sospechoso o cualquier cambio en el aspecto de la piel.

La detección temprana hace que el tratamiento tenga más probabilidades de surtir mejor efecto. Si no se trata a tiempo ciertos tipos de cáncer de piel se pueden diseminar a otros tejidos y órganos.

Dra. Diana Cardozo | Dermatóloga en Ibagué

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar